Share on facebook
Share on twitter
Share on google
¿Eres nuevo en esto del diseño web y no sabes por donde empezar? Continúa leyendo y descubre cuales son los pasos fundamentales a la hora de crear una página web desde cero con esta guía rápida, y aprende a distinguir los elementos que necesitarás para llevarlo a cabo de principio a fin.

¿Necesitas una página web para tu negocio o proyecto personal? ¿Quieres saber cómo crear un blog? ¿Te gustaría tener un mayor dominio sobre tu propia web y no tener que depender de terceros? ¿Te apetece tener una fuente de ingresos extra y no quieres (o no puedes) invertir en un diseñador? ¿o simplemente quieres saber de qué te habla tu proveedor de internet?

En cualquier caso… ¡Enhorabuena! Por fin has tomado la decisión de crear tu propia página web y estás un paso más cerca de alcanzar tu independencia digital… Sin embargo, tan pronto empiezas a navegar por la red buscando toda la información que tu cerebro sea capaz de absorber te topas con una aplastante realidad: una cantidad ingente de artículos repletos de palabras que apenas llegas a comprender tratan de convencerte de cual es la mejor manera de hacerlo, la plataforma que deberías utilizar, cual es el mejor hosting o donde comprar tu dominio… Empiezas a sudar y la energía con la que habías comenzado a rastrear la red se desvanece:

«¿Realmente necesito hacer esto?», «¿Tendré que aprender código?», «¡Pero si no tengo ni idea de diseño!», «Mejor voy a ver que se cuece por Facebook»

Bueno, vamos por partes. Hay tanta información y tan buena que resulta abrumador, así que respira y trata de no agobiarte que aún no ha llegado el momento. Esto de las webs o te engancha o te tira para atrás, así que tómatelo con calma, prepárate una taza de café y continua leyendo. En poco tiempo descubrirás a que grupo perteneces.

¿Necesitas una web?

¿Estas intentando hacer todo pero no terminas de sacarlo adelante? ¿Necesitas dedicarte 100% a tu negocio y buscas a alguien que se encargue de tu web?

 

Si eres nuevo en toda esta historia mi recomendación es que una vez leas este artículo continúes buscando información por la red. Visita Youtube y échale un vistazo a varios videos que te cuenten como funciona exactamente todo el proceso. Lee blogs, visita webs especializadas y trata de aprender todo lo que puedas antes te irte a una de esas plataformas que te venden su paquete-de-diseño-web-todo-en-uno porque, de verdad, te vas a arrepentir.

En este artículo no pretendo crear una mega-guía interminable que explique todo el proceso al detalle, sino más bien una referencia que te sirva para entender de manera rápida en qué consiste crear una página web, cuales son los pasos que debes seguir y las herramientas que yo recomiendo para ello. No las mejores, sino aquellas que yo utilizo y que a mí me han ido bien.

Lo que probablemente también haré en el futuro será introducir links a otros artículos que te ayudarán a ampliar la información sobre uno u otro tema, por lo que te invito a visitar este artículo de vez en cuando.

¿Empezamos?

Compra un dominio

Supongamos que ya has decidido crear tu web. Pues bien, lo primero que tendrás que hacer es comprar un dominio, es decir, el nombre o dirección único por el que te conocerán y buscarán en internet. Fácil, ¿verdad? Por ejemplo, el dominio de esta web es independenciadigital.com, pero podría ser tu propio nombre si lo que quieres es crear una página o marca personal, o el nombre de tu empresa si es algo más corporativo. En cualquier caso, el dominio tiene que estar libre para poder registrarlo, y una vez lo hagas éste se convertirá de manera inmediata en algo de tu propiedad que nadie más podrá utilizar mientras esté registrado a tu nombre.

Además, hay una gran variedad de extensiones entre las que puedes elegir a la hora de adquirir tu dominio, y aunque la más común continua siendo .com, también puedes optar por .co, .net, .es (en el caso de España), y un largo etcétera… lo cual es de agradecer porque ya te voy adelantando que encontrar un dominio que te satisfaga completamente no resulta nada fácil. Para que te hagas una idea, cuando comencé a diseñar esta web tuve que contratar un .net porque el .com ya estaba registrado y me pedían casi 3000€ por él. A lo largo de varios meses volví a comprobar su disponibilidad periódicamente con el mismo resultado, hasta que finalmente un día… ta-chán!!! Lo habían liberado.

¡Contrata tu hosting con Siteground y disfruta de dominio gratis y 65% de descuento el primer año!

Oferta!

 

Para registrar tu dominio puedes dirigirte a diferentes webs dedicadas exclusivamente a la venta y gestión de dominios pero, y a pesar de que muchos profesionales te recomendarán todo lo contrario, yo personalmente prefiero tener tanto el hosting como el dominio contratados con un mismo proveedor. Es cierto que contratar el dominio por separado puede ahorrarnos unos euros al año y además si algún día cambiamos de hosting nos puede agilizar la tarea, pero yo soy un poco desastre en ciertos temas y tenerlo por separado multiplica las posibilidades de que en algún momento me olvide de pagar alguno de mis dominios o cometa algún error. Además, al tenerlo todo junto si alguna vez tengo que recurrir al servicio técnico de mi proveedor, pueden acceder a todo sin ningún problema.

Por último, recuerda que al contratar tu hosting con cualquiera de los proveedores que te recomiendo más adelante dispondrás de dominio gratuito durante el primer año.

Dirígete al siguiente link si quieres leer más sobre este tema y descubrir algunos consejos para elegir dominio.

Contrata tu hosting

Lo segundo que deberías contratar, o lo primero si has decidido hacer como yo y contratar todo junto, es el hosting. Piensa en el hosting como un disco duro en el que almacenarás e instalarás tu web, subirás tus fotografías, plugins, documentos, etc…

Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de decidirte por una u otra compañía para alojar tu web: velocidad, disponibilidad, seguridad, soporte técnico… Todos ellos motivos muy importantes para decantarte por uno u otro hosting. Personalmente, el soporte técnico para mí es fundamental, así como las funciones de backup, actualizaciones automáticas, etc… Por estos motivos y algunos más que te iré contando en posteriores artículos, yo te recomiendo que contrates tu hosting con Siteground (donde está alojada esta web), Webempresa o Raiola Networks. En cualquiera de estos casos no te equivocarás.

En cuanto a precio, todas tienen planes bastante económicos para hosting en servidores compartidos, y opciones más caras en servidores dedicados. Por el momento contrata uno de los económicos y ya irás viendo si necesitas actualizar a una opción más profesional en el futuro. Para pagar, siempre hay tiempo.

Por cierto, una vez hayas contratado tu hosting ya podrás dar de alta tus cuentas de correo electrónico con tu propia marca.

Instala WordPress

El tercer paso una vez que tienes tu hosting y dominio contratados será instalar WordPress, un sistema de gestión de contenidos (CMS por sus siglas en inglés) que nos permitirá crear y llevar el mantenimiento de nuestro blog o web corporativa.

Para aquellos que no estén muy familiarizados con el tema podríamos decir que WordPress es un software que te permitirá diseñar tu web y que podrás modificar según tus necesidades. Esto lo podrás hacer desde cero o a través de las miles de plantillas prediseñadas que existen, algunas de pago y muchas otras gratuitas.

Además, WordPress te permite llevar el mantenimiento de tu web, crear todo un sistema de seguridad, disparar el SEO de tu empresa mediante estrategias de marketing y ampliar sus posibilidades técnicas a través de los miles de plugins, tanto gratuitos como de pago, que existen en el mercado. Para quien no lo haya visto nunca aquí puedes ver un pantallazo de los mandos de control según escribo este artículo:

Wordpress-backend

Y lo mejor de todo es que gracias a WordPress y a herramientas como Elementor Pro (del que hablaré más adelante) no necesitas saber código para poder crear una web con un diseño totalmente profesional y potentes características. Al menos en principio, hasta que vayas aprendiendo y quieras implementar tu web con opciones aún más profesionales que requieran de ciertos conocimientos.

En cuanto a la instalación, hoy en día resulta más sencillo que nunca ya que todos los hosting vienen preparados con instaladores automáticos de WordPress que te permitirán empezar a diseñar tu web en apenas unos minutos.

Una vez instalado deberás configurar algunas de las características que WordPress trae por defecto como el idioma, zona horaria, etc…

Instala un Theme

Por hacer un símil, si tu web fuese un coche podríamos decir que WordPress es el motor y el theme (o plantilla), sería la carrocería.

Desde el interior de WordPress (Back-end, en inglés) podrás controlarlo todo, desde instalar plugins o herramientas que te permitirán aumentar la seguridad de tu web o controlar ciertos aspectos de tu SEO, gestionar comentarios, escribir el contenido de tu blog, etc… Por supuesto, desde WordPress también podrás cambiar la apariencia mediante el theme, que hará que tu web luzca de una u otra manera, es decir, lo que verán los visitantes al entrar, el aspecto visual de tu página (o Front-end, en inglés).

Encontrarás que hay themes gratuitos, como las miles de plantillas de WordPress que puedes cargar directamente desde la pestaña Temas, y themes de pago, como los que puedes encontrar en sitios como Themeforest.

Plantillas-Wordpress

Lo recomendable siempre es buscar un theme ligero, que cargue rápido y no sature la web de recursos innecesarios. Por ese motivo yo recomiendo utilizar Genesis, si sabes de programación y te gusta meterle mano al interior de tu web, o GeneratePress junto a Elementor Pro, un impresionante combo que te facilitará la vida muchísimo y te permitirá hacer cosas que ni te imaginas. Todo sin necesidad de saber una sola línea de código.

Instala Elementor Pro

Elementor Pro es lo que se llama un maquetador visual. Una herramienta que te permite modificar la apariencia de tu tema en tiempo real, de manera que en todo momento estarás viendo el resultado final. Una auténtica gozada!

Elementor no es el primer maquetador visual del mercado. También puedes encontrar Divi, Beaver Builder, Thrive Content Builder,… y algunos más o menos conocidos. Incluso WordPress trae su propio maquetador, pero lo cierto es que Elementor se los lleva a todos de calle por su facilidad de uso, su velocidad de carga y la gran cantidad de herramientas que trae, ahorrándote la necesidad de instalar un gran número de plugins que cargarían tu web y la ralentizarían. Por no hablar de lo que constaría en plugins de pago conseguir muchas de las herramientas que ya te vienen incluidas en Elementor.

Dispones de una versión gratuita que te permitirá hacer maravillas y familiarizarte con el modo de trabajo de Elementor, aunque ya te adelanto que en breve querrás adquirir la versión premium. Ésta viene cargada de muchas otras opciones que no te querrás perder como formularios de contacto y su integración con numerosas plataformas como Mailchimp o Zapier, la posibilidad de diseñar tus propios menús, portforlios, slides, action links para que te puedan contactar (por ejemplo) a través de Whatsapp,… y un largo etcétera que no para de crecer. Échale un vistazo a todas las herramientas y características de Elementor si quieres saber más.

Diseño-Web-Elementor

Últimos Pasos ¿…?

En este último capítulo incluiré todo aquello de lo que no he hablado en los anteriores, pero que seguramente hayamos ido haciendo en paralelo a nuestro diseño.

Generalmente cuando tenemos necesidad de hacer una web pensamos casi exclusivamente en términos de diseño y funcionalidad, sin embargo hay una serie de prácticas y herramientas que no deberíamos olvidar si queremos que nuestra web sea segura, rápida y además alcance una buena posición en los rankings de Google.

Search Console es una herramienta de Google que nos permite medir el rendimiento de nuestra web, corregir ciertos problemas o analizar qué contenido lleva a nuestros usuarios hasta nuestro sitio, pero además es imprescindible si queremos que Google nos tenga en consideración a la hora de destacar nuestra web en los resultados de búsqueda.

Google Analytics es otra de las herramientas que Google pone a nuestro alcance y que nos permitirá descubrir todas las métricas de nuestra web a través de diferentes informes completamente configurables. Además podremos hacer seguimiento de nuestras campañas de AdWords, implementar códigos de seguimiento, etc…

Todas las URLs (direcciones web) comienzan con «http://». Hoy en día sin embargo es preferible cambiarlo al sistema «https://» que utiliza un cifrado de seguridad basado en textos SSL. Resumiendo y para que lo entendamos todos: es mucho más seguro y además Google esta premiando desde hace algún tiempo a las webs que hayan implementado este protocolo. Si tienes hosting con Siteground te diré que es facilísimo de configurar y además gratuito, no tienes más que instalar un certificado SSL a través de Let’s Encrypt desde el cPanel de tu cuenta y forzar la carga en https desde su plugin SG Optimizer.

Akismet es un plugin anti-spam que evitará que tu web se vea bombardeada por comentarios que no vienen al caso. Instálalo, date de alta en su base de datos y listo.

iThemes Security, un gran plugin que protegerá tu web de todo tipo de ataques, bloqueando usuarios maliciosos e incrementando la seguridad de tu información confidencial. Tiene muchas opciones de configuración, por lo que lo trataré más a fondo en un post sobre la seguridad de tu web.

Antes he hablado del plugin SG Optimizer cuando comentaba el cambio a https. Pues bien, se trata de un plugin desarrollado por Siteground que te permitirá activar su sistema de caché activa para obtener el mejor rendimiento y velocidad de tu web, minimizar con un simple click los archivos CSS y Javascript, responsables entre otros de una baja velocidad de carga y una mala puntuación en PageSpeed, y optimizar todas las imágenes de tu sitio.

Yoast SEO es un plugin que te ofrece numerosas herramientas que te ayudan a conseguir una mejor puntuación en los resultados de búsqueda de los diferentes motores. Después de una buenas prácticas y una correcta configuración de WordPress, es la herramienta número 1 en cuanto a SEO se refiere.

Todos estos puntos merecerían un artículo propio en el que explicarlos con más detalle, pero como decía al comienzo del artículo mi intención con este post es la de hacer una pequeña introducción que te permita entender todos los elementos y herramientas que yo utilizo y recomiendo a la hora de hacer una web con WordPress. En el futuro continuaré ampliando esta información con diversos artículos de manera que, si tu interés es el de crear tus propias páginas web, puedas continuar ampliando tus conocimientos.

Si tienes alguna duda o quieres dar tu opinión sobre algo, escribe un comentario!

 

Imagen destacada por José Alejandro Cuffia en Unsplash

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Deja un comentario

Suscríbete

¿Te gustaría ser el primero en saber cuando se añade contenido nuevo al blog?